¿Podemos fiarnos de las Encuestas?

Están las mentiras, las cochinas mentiras y… las estadísticas – Mark Twain-

En los últimos años, hemos asistido a varios escenarios en los que las encuestas parecen equivocarse. Donald Trump, el Brexit, Orban en Hungría, el ascenso de Macron en Francia… son ejemplos de ocasiones en las que parece que las encuestas se habían equivocado. Puede que con estos datos en la mano, y con la aparición de herramientas como el Big Data, cualquiera pueda pensar que los estudios de mercado y los sondeos electorales son una herramienta obsoleta.

Sin embargo, las encuestas electorales llevadas a cabo en los últimos 50 años y con las técnicas modernas, tomadas en conjunto, arrojan un error medio de un 2% sobre los resultados que ofrecieron. Lo que puede ser mucho…. o muy poco. Hoy, los análisis de Big Data pueden arrojar errores muestrales y de tendencia mayores que los que ofrecen las encuestas, teniendo en cuenta el mercado al que se aplican y al universo sobre el que se hace el estudio.

Compartimos aquí un vídeo de VisualPolitiks con la colaboración de una empresa de Demoscopia andaluza (Deimos Estadística) y Ramón Alberca, que nos ayudará a comprender más sobre las estadísticas, las encuestas electorales y los estudios de mercado en general.  Aunque existen puntualizaciones que hacer al vídeo, y seguro que divergemos en la metodología, creemos que es un excelente modo de ejemplificar la labor que realizamos en nuestra propia empresa.

Existe la posibilidad de minimizar el error si se lleva a cabo un buen trabajo con la muestra, con la selección del personal, si se cuida el cuestionario, si se saben manejar los sesgos, si la puesta en marcha se hace correctamente, si el trabajo estadístico es impecable y con doble comprobación, si se analizan tendencias, si se tienen en cuenta factores como Big Data y el análisis de la micro-muestras, etc, etc…

Los estudios de mercado y las encuestas/sondeos electorales suponen una fuente de información que cambian de forma decisiva la toma de decisiones tanto de las empresas como de los organismos oficiales.