A continuación reproducimos una iniciativa que varios bloggers, periodistas, investigadores, fabricantes textiles y organizaciones de consumidores han querido poner en marcha para luchar contra la explotación infantil en los países del tercer mundo. Es una etiqueta que indica que la ropa que estás comprando está libre de mano de obra explotada o esclava. Como consumidores, fomenta el consumo responsable. Pero a nivel de marketing es todavía mejor idea: ¿qué mejor que indicar una ventaja competitiva como la de no colaborar en esta aberración?.

Nace la etiqueta para distinguir la ropa libre de esclavitud infantil. Listado de marcas que la llevan.

Hay muchas ideas que se pueden compartir o no detrás de estas iniciativas. Pero a nivel de marketing muestra una estrategia ganadora.