Nos espían, para nuestro bien… El Ministerio de Fomento encargó a las compañías de telefonía el rastreo de los móviles de millones de españoles para realizar un informe de movilidad y de comportamiento de uso del transporte por parte de los españoles, en una de las mayores aplicaciones conocidas del Big Data Analisys.

aplicaciones del Big Data

El futuro del análisis de datos ya está aquí y como nos informan en El Confidencial en este artículo, el Gobierno de España es de los primeros en utilizar el Big Data como fuente de información para la toma de decisiones. Todos los datos obtenidos por el estudio han sido publicados en este informe: «Estudio de la Movilidad Interprovincial de Viajeros aplicando la Tecnología Big Data» (aquí el informe del Ministerio de Fomento: https://www.fomento.gob.es/el-ministerio/sala-de-prensa/noticias/vie-13122019-1016) y la nota de prensa publicada el pasado mes de Diciembre de 2019.

Los resultados se ofrecen en formato de OPEN DATA para que puedan ser consultados y descargados libremente por todos los usuarios. Y así podemos utilizarlos en nuestros propios trabajos de campo.

El objetivo del estudio es conocer la red de viajes interprovinciales y de etapas que se realizan en territorio nacional, con el objetivo de optimizar la red de transporte público y carreteras. Pero también permitirá a las empresas privadas mejorar. ¿Se imaginan lo que una empresa de autobuses de transporte de viajeros puede hacer con esta información? ¿O lo útil que puede resultarle a RENFE estos resultados? ¿O para una empresa de transporte de mercancías local?

Aparte de los datos más llamativos (4 millones de viajes diarios de más de 50 km, con puntas en verano, que el mayor número de viajes en Canarias lo representa la conexión Tenerife-Las Palmas), lo que el estudio nos ofrece en conjunto es que la sociedad española es móvil y considera el viajar sin restricciones una necesidad.

transporte en Canarias
Viajes avión y destino desde Gran Canaria a resto de España (mes de octubre)

El uso de esta tecnología también abre un debate sobre qué permitimos y qué no permitimos a nuestros proveedores de servicios de telefonía cuando aceptamos los diferentes parámetros de privacidad que nos hacen firmar… pero no vamos a profundizar ahora en ello.