Si algo positivo ha traído esta reciente crisis del coronavirus, es el uso creciente y la incorporación de la digitalización a la economía y al público general.

Uno de los nuevos usos que más nos ha llamado la atención es el uso de las RRSS como tiendas virtuales, en lugar del uso de la tienda online habitual de página web. En este caso, a través de una pasarela de pago de La Caixa, se puede vender directamente desde Instagram o desde WhatsApp (¿Cómo puedo empezar a vender desde Facebook e Instagram?). Una forma de pago ágil y directa que nos evita pasos innecesarios hacia otros websites. Y que incluirá la seguridad habitual de estas plataformas.

Incorporamos este artículo de El País (reportaje pagado por La Caixa) que habla precisamente sobre estos nuevos usos. Aquí el artículo completo, llamado «Cómo relanzar un negocio usando las redes Sociales» (https://elpais.com/economia/2020/06/01/actualidad/1590998953_814503.html) En el artículo mencionan dos ventajas de este sistema sobre la tienda virtual:

  • El 81% de los internautas siguen a las marcas que les gustan en alguna red social. A un 27% les aporta confianza que los negocios tengan estos perfiles digitales.
  • Según el mismo artículo, «es un sistema muy fácil de usar para gente que no está familiarizada con las redes. Hay webs que te redirigen, te marean. Aquí basta con dar dos clics.»

Añado un par de ventajas adicionales

  • Al permanecer dentro de la red social, el cliente no sufre el efecto psicológico de «entrar en una tienda», estamos todavía fuera del sistema de venta. «No me están intentando vender, mantengo cierto control, soy libre». Es un efecto falso, las RRSS son en puridad entornos destinados a la venta de ideas, de marcas personales, de estilos de vida… pero ahí está.
  • Permite que influencers, youtubers y participantes en RRSS acerquen física y temporalmente el momento de creación de la necesidad y de la compra del producto
  • En todos los casos, pero sobre todo en el caso de WhatsApp, se simplifica enormemente el proceso de venta y atención al cliente. Soluciono tus dudas de forma personalizada, adecúo el producto a tus especificiaciones en tiempo real y pagas en la misma plataforma.
  • De nuevo: En todos los casos, pero sobre todo en caso de WhatsApp, personas que por edad o por reticencia al uso de la tecnología no utilizarían una tienda virtual, sí que están familiarizadas con el uso de Facebook o con WhatsApp. Confían ya en esas plataformas. Les resulta fácil utilizarlas puesto que las usan diariamente. Y harían la transición a la venta digital de una forma fácil.

Como ven, la realidad nos marca la tónica. Pero son las empresas las que se adaptan. Para ello, hay que observar lo que ocurre, los cambios, sin prejuicios y con agilidad. Y ese es nuestro reto hoy.