¿Qué es la Auditoría de Marketing o el Controlling de Marketing?

Uno de los problemas a los que se enfrenta la empresa que lleva acciones de marketing o publicitarias es que no se lleva un control efectivo, tanto de los gastos como de los progresos que se están haciendo. Se llevan a cabo las campañas y sabemos que tienen repercusión en las ventas pero… ¿hasta qué punto una campaña ha sido rentable? ¿Podríamos haber conseguido el mismo objetivo con menor gasto? ¿Realmente hemos conseguido nuestro objetivo o lo hemos conseguido sólo aparentemente?.

Existen herramientas, tomadas del ámbito financiero y económico (contabilidad de costes, números índices, medición del retorno de la inversión…) para medir la efectividad de las acciones, el coste por impacto, el coste unitario real que cada cliente conseguido trae aparejado…. Y eso nos permite tomar la decisión adecuada. Porque podemos llegar hasta el cliente despilfarrando o con un simple mensaje bien colocado: y ahí es donde la acción de un profesional marca la diferencia.

Del ámbito financiero se toma también el término “controller” de marketing, que es la persona que se encarga de éstas labores de auditoría, medición y gestión profesional del gasto.

El control sobre el gasto es también otra de las áreas que la auditoría de marketing aborda, ya que en ocasiones se pierde la perspectiva en detrimento de la efectividad o de la búsqueda del mensaje impactante per sé.

¿Por qué hemos de auditar nuestras acciones de marketing?

  • Eficacia: utilizando la creatividad y técnicas profesionales se pueden obtener los objetivos de marketing antes y mejor.
  • Rentabilidad: así como medimos la repercusiones de las inversiones de la empresa en otros ámbitos, en marketing hemos de hacerlo también.
  • Profesionalidad: la diferencia entre un profesional y un aficionado es la capacidad técnica del profesional de poner en cuestión los resultados para luchar por la mejora constante en su labor.
  • Utilidad: determinar qué acciones son útiles y cuales no pueden suponer un ahorro de costes de vital importancia a fin de año, al medir los resultados de un negocio.